Estilo

ué puedo decir de mi estilo narrativo. Pués depende del día si ha sido lluvioso o soleado. Si he tenido un buen día con los astros alineados, o, cómo suele ser frecuente, ha sido un desastre antológico por lo que vale la pena acostarse y echarse a dormir antes de cenar. Qué voy a decir si dejo rienda suelta a mi imaginación y a la divina inspiración, y la cosa va por allá donde sopla el viento.

Lo que sí puedo decir es lo que me gusta. Disfruto leyendo y escribiendo novelas de acción, thrillers con giros inesperados, finales apoteósicos y personajes que dejan huella. Historias que a veces no te dejan dormir, y otras, en las que querría soñar cada noche.

Es por ello que mis autores preferidos son Stephen King, Audrey Niffenegger, Gillian Flynn, Connie Willis, Chuck Palaniuk y Ray Bradbury, entre otros. Pero también gozo con la poesía y con los libros de no ficción. Con Miquel Martí i Pol, Joan Margarit, Robert Frost, Walt Withman, Elvira Sastre y Eeva Kilpi, entre otros.

Una hamaca o un sofá, una copa de vino y un libro en las manos. Eso es todo.